La pasta es un plato que admite tantas variaciones como nos de la imaginación.

Seguramente los puristas del tema desaprueben muchas de las combinaciones que se suelen preparar, pero es un plato muy fácil y económico de preparar que se presta a mil combinaciones.

Siempre encontraremos una forma que se adapte a nosotros, a nuestros gustos, para prepararla.

Hoy traigo una receta de pasta fresca.

La pasta fresca ya la traté en esta otra publicación, en la que mostraba como hacerla en la máquina adaptada ya para ella.

Y realmente es muy práctica. Pero hoy se me ocurrió que, al ser unas cintas algo anchas lo que buscaba, también se podrían hacer manualmente, sin hacer uso de la máquina, simplemente con un rodillo y cortada con un cuchillo.

Y así vemos que no es nada complicado de hacer y que está al alcance de cualquiera aunque no tenga la mencionada máquina de hacer pasta.

Hoy vamos a mezclarla con una salsa de nueces. De este tipo de salsa vais a encontrar múltiples variantes, tanto frías como calientes, con nata….sin ella….con migas de pan….sin ellas…

Yo me incliné por hacerla caliente, ya que me parece más adecuada para mezclar con la pasta, y con leche en vez de nata, para hacerla así menos calórica.

Cintas de pasta fresca a la pimienta con salsa de nueces

Tipo de receta: cocción

Tiempo empleado:

  • Preparación: 15 minutos
  • Cocción: 15 minutos
  • Tiempo total: 30 minutos

Porciones: 2

Información nutricional por cada porción:

  • Energía: 467,5
  • Grasas: 26,4 g
  • Carbohidratos: 42,8 g
  • Proteínas: 13,2 g

INGREDIENTES:

  • 50 g. harina de trigo normal
  • 50 g. harina de fuerza
  • 1 huevo L
  • Pimienta negra molida
  • 1 rebanada pan de molde sin corteza
  • 150 g. de nueces
  • 1 diente de ajo
  • 1 chorro de leche
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • sal

PASOS:

  1. Mezclamos en un bol 50 g. de harina de fuerza con 50 g. de harina de trigo normal.
  2. Añadimos un huevo L
  3. También un poco de pimienta negra y mezclamos bien.
  4. Hacemos una bola y pasamos a la mesa donde amasamos un poco más.
  5. Aplanamos y cortamos en dos mitades.
  6. Estiramos con un rodillo.
  7. Enharinamos y doblamos sobre sí misma la masa.
  8. Cortamos con anchura de algo menos de 1 cm.
  9. Desenrollamos y colgamos en perchas a secar.
  10. Ponemos a calentar el agua de cocción de la pasta.
  11. Para la salsa mojamos en leche una rebanada de pan de molde sin corteza.
  12. Picamos 150 g. de nueces. Reservamos 2 ó 3 trozos para el final.
  13. Picamos un ajo y mezclamos con las nueces en un mortero.
  14. Machacamos todo junto añadiendo la miga de pan escurrida.
  15. No es necesario dejarlo todo muy fino.
  16. Incorporamos a una sartén pequeña junto con una cucharada de aceite de oliva.
  17. Mezclamos un poco y añadimos la leche restante del pan.
  18. Echamos la pasta en la cazuela cuando hierva el agua después de salarla.
  19. La tendremos ahí por unos 3-4 minutos.
  20. Si fuera necesario añadimos un poco más de leche a la salsa para que quede algo suelta.
  21. Cuando la pasta vaya la escurrimos y la incorporamos a la sartén con la salsa.
  22. Mezclamos bien y emplatamos.

Vamos allá con el paso a paso fotográfico:

Vamos a empezar preparando la pasta fresca. Al igual que en el otro artículo que publiqué para hacerla en la máquina, mezclamos en un bol 50 g. de harina de trigo normal, otros 50 de harina de fuerza y un huevo. Normalmente esa suele ser la proporción: 100 g. de harina por huevo. En este caso, además, le añado un poco de pimienta negra recién molida. Es recomendable no emplear los huevos en la cocina recién sacados del frigorífico, sino un poco antes. Las temperaturas muy diferentes entre ingredientes pueden dificultar que se mezclen bien. Se suele mezclar dos tipos de harina ya que la común da un tipo de pasta muy grisácea y la de fuerza por si sola una pasta un tanto basta.

Mezclamos bien, al principio con un tenedor, para deshacer bien el huevo y que no se nos pegue mucho a las manos.

Luego ya mezclamos bien con las manos.

Hasta dejar como una bola que se despega de las paredes y los dedos.

La pasamos a la mesa y la vamos a trabajar por unos minutos como si fuese masa para pizza, doblándola sobre si misma y girándola. Esto es para mezclar bien la harina y que se vuelva homogénea nuestra masa.

Al final ya nos queda una bola perfectamente integrada en la que se aprecian los granos de pimienta negra molida.

La vamos a aplanar primeramente un poco con las manos.

Nos queda como un pequeño rectángulo de 9 x 7 cm, aproximadamente.

Lo cortamos por la mitad.

Vamos a pasarlo por el rodillo hasta darle el grosor idóneo. Yo me sirvo de un rodillo especial que se puede variar en altura, muy apropiado para cuando quieres hacer galletas, por ejemplo y necesitas dejar la masa lo más igual posible de grosor. Simplemente variando de disco el las cabezas ya modificamos su altura.

Yo lo dejo con el disco menos, dando unos 2 mm. de grosor el resultado final.

Primero estiramos un poco con las manos nuestra porción de masa, dándole forma rectangular.

Luego ya le empezamos a pasar el rodillo suavemente.

LO vamos estirando hasta dejarlo del grosor final, de unos 2 mm.

Como vamos a doblar la masa sobre si misma, la enharinamos antes, para que no se nos pegue.

Y empezamos a doblarla sobre si misma.

Hasta el final de todo.

Luego ya la vamos cortando con un cuchillo del ancho que nos interese, en mi caso de algo menos de 1 cm, aproximadamente, de ancho.

Minirrollos que luego vamos a desenrollar fácilmente, al estar con la harina, que evita que se pegue.

Y ya los vamos a colgar, en unas perchas, por ejemplo, antes de usarla, mientras preparamos la salsa de nueces.

En ese momento ponemos al fuego una cazuela con agua, algo más de 1 litro, para que vaya calentando mientras preparamos la salsa. Para la salsa de nueces, primeramente vamos a cortar la corteza a una rebanada de pan de molde, aunque también puede vales miga de pan normal.

La vamos a empapar de leche y la dejamos ahí reposar, que se impregne bien.

Vamos a emplear unos 150 g. de nueces.

Las vamos cascar y depositar en un bol. Reservamos unos trozos bonitos para la decoración final una vez emplatado.

También voy a emplear un ajo picado. Este paso os lo podéis saltar si no os gusta el sabor a ajo.

Como siempre que vamos a pelar ajos, le damos un golpe con el lateral del cuchillo para aflojarlo.

De esa forma ya sale muy fácilmente la piel.

Le damos unos cortes paralelos a un sentido.

Y luego otros cortes transversales a los anteriores. Una vez acabado nunca frotéis el cuchillo o los dedos para limpiaros del ajo. Simplemente dejar el cuchillo y los dedos bajo el chorro de agua de grifo unos segundos. Así sacaremos el olor a ajo.

Añadimos el ajo picado a las nueces en el mortero.

Ahora lo vamos a machacar conjuntamente.

Tampoco es necesario hacer arena fina. Esta salsa debe mostrar trozos pequeños de nuez al saborearla.

Añadimos también la miga escurrida, aunque mojada todavía.

Más que seguir machacando, mezclaremos bien todo hasta hacer una pasta.

La vamos a echar en una sartén pequeña, esta es de 18 cm. a fuego medio.

Le añadimos una cucharada de aceite de oliva virgen extra.

Mezclamos un poco y añadimos la leche que nos sobró de la rebanada de pan. Luego, seguramente, tengamos que añadir un poco más. El caso es dejar una crema suelta pero espesa al mismo tiempo.

Con el agua hirviendo, y tras echar una pizca de sal, añadimos la pasta fresca que teníamos en las perchas. Ya la notamos algo más dura que recién colgada en las mismas.

La tendremos así por unos 3-4 minutos hirviendo, la mitad o algo menos que la pasta seca de la tienda.

Mientras tanto, seguimos con nuestra crema, añadiendo un poco más de leche si es necesario para dejarla algo suelta pero espesa. Si vemos que se consume muy rápido el líquido podemos bajar algo el fuego.

Con la pasta cocida la pasamos a un escurridor. No es necesario pasarla por agua.

Y la añadimos directamente a nuestra salsa en la propia sartén. Mezclamos bien.

Y ya solo os queda emplatar colocando por encima unos trozos de nueces que no picamos antes.

Bueno, pues ya veis que tampoco es tan complicado preparar pasta en casa, y mucho más sabrosa que la de la tienda, os lo aseguro, aparte de que podremos mezclarla con lo que más nos apetezca, hacerla más a nuestra manera e idea.

Y con esta salsa, que es bastante ligera al no llevar nata, os quedará de 10.

Buen provecho internautas, nos vemos en la próxima 😉

Escrito por Juan Bellas

Comparte todo aquello que puedas, no te canses nunca. Y cuando creas que ya no tienes nada más que compartir....vuelve a empezar, tod@s ganaremos. Ya sabes...."Si está en mis manos, está en las tuyas".

8 Comentarios

  1. Isabel Rico 29/03/2017 en 07:13

    Que pinta tan fantastica! Y una receta muy sana además. Y muy ligera con la leche en vez de nata. Muy apetecible

    Me gusta

    Responder

    1. Juan Bellas 29/03/2017 en 09:50

      Celebro que te guste Isabel.
      Formas de hacer la salsa de nueces hay varias, pero esta es menos calórica, por lo que me pareció mejor.
      Gracias por pasarte y comentar.
      Un abrazo, Juan.

      Me gusta

      Responder

  2. Me parece delicioso este plato, lo probaré mañana y te cuento…gracias Juan
    Marta

    Le gusta a 1 persona

    Responder

    1. Juan Bellas 31/03/2017 en 19:26

      Te saldrá bien, ya lo verás.
      Gracias por pasarte y comentar.
      Un abrazo, Juan.

      Me gusta

      Responder

  3. Me encanta la pasta fresca es todo un lujo, se ve deliciosa 🙂

    Le gusta a 1 persona

    Responder

    1. Juan Bellas 03/04/2017 en 16:27

      Es muy fácil de hacer, y así que la pruebas, sobre todo si eres muy “pastera”, vas a notar una diferencia enorme.
      Gracias por pasarte y comentar.
      Saludos, Juan.

      Le gusta a 1 persona

      Responder

  4. Me encanta la pasta y con esa salsa estará magnífica.

    Le gusta a 1 persona

    Responder

    1. Juan Bellas 27/10/2017 en 13:36

      Te saldrá genial, seguro.

      Un abrazo y gracias por pasarte y comentar.

      Me gusta

      Responder

Me gustaría que opinaras. Es importante para mí. Gracias!! ;-)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s