Bueno, pues tras un largo período de inactividad en el blog, a ver si, poco a poco, voy retomando las cosas y volviendo a la normalidad en cuanto a publicaciones semanales se refiere.

A veces no es fácil sacar todas las ideas o, al menos, una parte de ellas, que se te pasan por la cabeza. El paso de los años te va mostrando como debes aprender a dar prioridad a unas sobre otras, a pensar muy mucho en qué queremos/debemos emplear nuestro tiempo libre.

Pero bueno….esa es otra historia. Centrémonos en lo que hoy toca, que es esta receta de calabaza con garbanzos, aderezada con leche, o bebida, de coco.

Estando como está de temporada la calabaza debemos aprovecharlo, al igual que con cualquier otro producto que ande en su punto en cualquier época del año.

Al igual que otras hortalizas, la calabaza tiene una muy buena proporción de agua, a la par que es muy poco calórica.

Es un alimento muy completo, rico en hidratos de carbono complejos, esos que van actuando lentamente en nuestro cuerpo, al contrario de los simples, así como también es rica en fibra, micronutrientes, con el caroteno a la cabeza, potasio y vitaminas como la A y las del complejo B.

Todo este entramado de datos se ve acompañado del hecho de que la calabaza es muy versátil a la hora de cocinarla, pudiendo ir añadida a diversos platos como acompañamiento, o bien cocinarla como ingrediente principal.

Es una hortaliza que se puede, o más bien se debe, incluir en nuestra dieta cuando buscamos comer lo más sano posible. De ese tipo de alimentos que, combinados con algo de ejercicio físico, nos va a ayudar a mantenernos saludables, ayudando a bajar de peso si ese es vuestro objetivo.

Tiene, además, un tipo de fibra que absorbe el agua, ayudando a que tengamos esa sensación de saciedad, con lo cual, al final, conseguirá que comamos menos, favoreciendo, al mismo tiempo, el tránsito intestinal, lo cual es una ayuda en la prevención del estreñimiento.

En realidad, la calabaza se puede incluir tanto en platos fríos como calientes, dulces o salados. Incluso se puede consumir con su piel, lavada previamente.

Hoy la vamos a preparar con leche de coco.

En realidad, más que leche de coco, habría que decir bebida de coco.

Como bien nos comentan en la Wikipedia, es una bebida que se obtiene triturando la pulpa, y que no debe confundirse con el líquido interior de los cocos, la llamada agua de coco.

Bueno, pues vamos al tema con la receta, muy sencilla, ya os adelanto.

Preparación de la receta

Es una receta en la que primero debemos aromatizar el aceite en una sartén, añadir luego las verduras y, por último, los garbanzos ya cocidos y la leche de coco hasta que espese.

Planteamiento

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Vamos a empezar por picar un par de dientes de ajo. Se pelan muy fácilmente dándole un golpe con el lateral del cuchillo, aflojándolos y así ya sale fácilmente la pela, [1], [2], [3].

Le daremos unos cortes longitudinales por ambas caras y luego ya otros transversales para que nos quede picado, aunque tampoco muy finamente, [4], [5], [6], [7].

Una vez picado lo añadimos a una sartén amplia, la mía es de 28 cm., con 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra. Lo tendremos a fuego medio hasta que veamos que empieza como a bailar, moviéndose por efecto del calor. En ese momento habrá que añadir la cebolla picada que iremos preparando mientras se calienta el aceite.

Para ello cortamos una cebolla mediana longitudinalmente por su mitad, “de norte a sur” [9].

Le sacamos la piel, buscando quitar lo menos posible, ya que es en esa capa externa donde concentra la mayoría de sus propiedades alimenticias [10].

A cada una de las dos mitades les daremos unos cortes longitudinales [11], para luego darle otros a su sentido opuesto [12], quedándonos bien picada [13].

La añadimos al ajo que ya está como bailando en la sartén al tiempo que le echamos también una pizca de sal para ayudarla a sudar y que suelte mejor el agua [14].

Nudo

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Bien, ahora vamos con la parte central de la receta.

Para ello vamos a trocear, no muy menudamente la calabaza y las dos mitades de pimiento.

Podría emplear un pimiento solo, pero me pareció que podía quedar bien el combinar dos colores diferentes de pimiento, rojo y verde. En la cocina también es importante el aspecto visual, que te entre por los ojos un plato determinado. Hará que lo degustes de otra forma.

Parto de un trozo de calabaza de esos que se venden ya cortados, ya que no necesitaba una calabaza entera. Este es de unos 700 g. que, al pelar, se nos quedará en unos 580 g.

Para ello cortamos nuestra calabaza en rodajas de un dedo o así de espesor [15].

Para pelarla me voy a valer de un pelador de zanahorias, que es realmente práctico [16].

La dejaremos cortada en trozos menudos, que sean luego un bocado fácil, vamos [17].

Mientras hacemos esto, no debemos olvidarnos de que tenemos la cebolla con el ajo al fuego que, aunque está a fuego medio, si no le damos algunas vueltas se nos puede pasar y quemar [18].

Una vez que tengamos la calabaza troceada la añadimos a la sartén donde está la cebolla con el ajo y lo mezclamos todo bien, siempre a fuego medio [19].

Mientras se va haciendo vamos con los pimientos, en mi caso dos de colores diferentes [20].

Vamos a usar medio pimiento de cada, o si lo preferiis uno solo entero, que cortaremos primero longitudinalmente para luego darle unos cortes transversales [21], [22], [23].

No nos olvidamos de la calabaza al fuego, a la que vamos dando algunas vueltas [24].

Haremos lo mismo con la otra mitad de pimiento [25].

Y, por último, añadimos todo junto a la calabaza que teníamos en el fuego en la sartén [26].

Lo tendremos así por unos 5 minutos más.

Desenlace

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pasados esos 5 minutos añadimos medio litro de leche de coco [27].

Lo ideal sería que esa leche estuviese a temperatura ambiente fuera de la nevera, ya que sería de un cartón sin abrir aún, pero si la tenemos en la nevera, al estar fría, debemos subir la potencia de nuestro fuego hasta que empiece a hervir, momento en el cual volveremos a bajarlo a media potencia.

Añadimos los garbanzos, en mi caso de bote. como ya viene cocidos será lo último que añadamos a nuestra receta [28].

Mezclamos todo bien y, al recuperar la temperatura, lo tendremos ahí, brbujeando hasta que veamos que la leche de coco va como espesando, lo cuel puede llevar 20-25 minutos [29].

Emplatamos y ya está listo [30].

Buen provecho internautas 😉

[31] – Buen provecho internautas 😉

Calabaza con garbanzos a la leche de coco

Tipo de receta: Cocción

Tiempo empleado:

  • Preparación: 15 minutos
  • Cocción: 40 minutos
  • Tiempo total: 55 minutos

Porciones: 4

Información nutricional por cada porción:

  • Calorías: 167
  • Grasas: 3,5 g
  • De las cuales saturadas: 1,5 g
  • Proteínas: 8,2 g
  • Carbohidratos: 25 g
  • Fibra: 4,5 g
  • Azúcar: 8,2 g

INGREDIENTES:

  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla mediana
  • 580 g. calabaza pelada
  • 1/2 pimiento morrón verde
  • 1/2 pimiento morrón rojo
  • 1 bote de 400 g. garbanzos cocidos
  • 1/2 litro leche de coco

PASOS:

  1. calentamos a fuego medio 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra en una sartén amplia.
  2. Pelamos y picamos dos dientes de ajo que añadimos a la sartén.
  3. Pelamos y picamos una cebolla mediana que añadimos al ajo.
  4. Echamos por encima una pizca de sal.
  5. Pelamos y troceamos la calabaza. Nos debe queda unos 580-600 g.
  6. La añadimos a la sartén.
  7. Picamos dos mitades de pimientos rojo y verde.
  8. Los añadimos a la sartén.
  9. Removemos bien y lo tendremos a fuego medio por unos 5 minutos.
  10. Añadimos medio litro de leche de coco.
  11. También el bote de garbanzos, mezclando todo bien
  12. Subimos la potencia del fuego al máximo.
  13. Cuando vuelva a romper el hervor bajamos el fuego a medio de nuevo.
  14. Lo tendremos así hasta que la leche de coco espese un poco, unos 20-25 minutos
  15. Emplatamos.

Escrito por Juan Bellas

Comparte todo aquello que puedas, no te canses nunca. Y cuando creas que ya no tienes nada más que compartir....vuelve a empezar, tod@s ganaremos. Ya sabes...."Si está en mis manos, está en las tuyas".

2 Comentarios

  1. Isabel Rico 07/11/2018 en 08:58

    Buenos días! Encantada de tu vuelta. Te echábamos de menos Saludos

    Le gusta a 1 persona

    Responder

    1. Buenas tardes ya 😉
      Gracias por tus palabras. Yo sí que os echaba de menos a vosotr@s.
      Gracias por pasarte y comentar.
      Un abrazo.

      Me gusta

      Responder

Me gustaría que opinaras. Es importante para mí. Gracias!! ;-)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.